Ir de acampada sin mochila ni maleta

Comienza la primavera y con ella empieza la mejor temporada para ir de camping. Las temperaturas suaves sin ser extremas, la floración y el alargamiento de los días hacen de los próximos meses el momento ideal para coger la tienda de campaña e instalarse por una noche o varias en alguno de los campings que podemos encontrar por todo el mundo, en la costa o en el interior. Despertar con el rocío de la mañana mientras los pájaros cantan a tu alrededor es uno de los grandes placeres que la gente de ciudad ha terminado olvidando.

mascamping_imagen

Otro de estos placeres es el de investigar y recorrer la naturaleza sin tener que cargar con maletas o mochilas pasadas. El tamaño cada vez más pequeño y manejable de las tiendas de campaña y sus accesorios hacen más fácil que nunca emprender una aventura sin cargar como mulas para poder disfrutar con tranquilidad de los paisajes y los pueblos que visitemos.

Una de las últimas tendencias en acampada son los envíos con Packlink, la comparadora de mensajería, las grandes mochilas o maletas o cualquier útil necesario, de forma que podamos viajar con comodidad sin tener que cargar grandes pesos. Esta tendencia empezó a popularizarse en el Interrail entre los jóvenes que preferían perderse por las ciudades europeas sin tener que estar pendientes de su maleta, viviendo la aventura de forma más extrema, y ha continuado en el mundo de los campings, especialmente entre los aficionados al senderismo.

Es una muy buena opción para los que hacen rutas ya que pueden mandarse la maleta de un destino a otro y así realizar la misma de forma más cómoda, al viejo estilo de los llamados taxis de maletas del Camino de Santiago en el que particulares llevan las maletas de destino en destino por un módico precio. La bajada de precios de los servicios de mensajería ha propiciado esta nueva línea de negocio que ha aparecido de la mano de las comparadoras online, mucho más económicas que contratar los servicios en las compañías tradicionales.

También está siendo muy utilizada en el sentido contrario para aquellos que deciden alargar sus vacaciones y quedarse algún día más y necesitan que les manden algunos útiles cotidianos. Ir de acampada sin mochila ni maleta no solo es mucho más cómodo sino que nos permite vivir la experiencia de forma mucho más auténtica. Con la llegada del buen tiempo y el inicio de la mejor temporada para acampar en el campo y en la playa, esta opción está tomando cada vez más adeptos y es que una de las cosas que más gustan a quienes acampan es sentir la sensación de libertad.

Con una pequeña tienda, en mitad del campo y bajo las estrellas, lo más importante es disfrutar de los pequeños placeres de la vida que nos proporciona la naturaleza y descansar de nuestra realidad cotidiana. Desentenderse por unos días de la tecnología es uno de los atractivos más importantes para aquellos que van de camping.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *